viernes, 7 de septiembre de 2007

El origen del Metal

En el principio no había metal y los dioses estaban aburridos. Entonces se les ocurrió reunirse para ver qué podían hacer al respecto. Todos ellos se reunieron, Quetzalcoatl, Tlaloc, Thor, Zeus, Odín, Osiris y muchos, muchos otros.

Al único que no invitaron fue a Yahvé que nunca se ha llevado bien con ellos porque se cree el más importante y se ha dedicado todo este tiempo a dañar la reputación de Satán, que es el príncipe de un pequeño reino donde aún no llega la energía eléctrica. Además andaba ocupado ayudando al en aquel entonces Amo del Mundo con algo de una guerra en un país asiático.

Los dioses comenzaron a divagar pero no se les ocurría nada, así que miraron hacia la Tierra a ver qué hacían los humanos para pasar el rato. - "Esa cosa que los humanos llaman música es interesante" - se dijeron. -"¿Pero cómo podremos hacerla digna de nosotros?" -"Hagámosla más poderosa y basada en el sonido del trueno" - y así sucedió que utilizando sus asombrosas habilidades de dioses, enviaron una inspiración divina a varias personas clave, entre ellos a Tony Iommi, que luego encontraría a otros igual de locos que él, como Ozzy "come murciélagos" Osbourne, formarían un grupo y serían los profetas del metal.

Decidieron que deberían tener un nombre cool y eligieron el de Black Sabbath, porque se reunieron un día sábado y como estaban en Inglaterra, donde llueve todos los días, había muchas nubes negras y fue lo primero que se les ocurrió.

Sin embargo hubo algo que no había tomado en cuenta los dioses. La inspiración divina la habían mandado a través de Satán, que era a quien siempre agarraban para hacer el trabajo sucio, hasta Loki le daba órdenes. Así que cuando les llegó la inspiración a los de Black Sabbath, creyeron que había sido idea de Satán, eso fue ampliamente difundido durante bastante tiempo y muchos grupos de metal empezaron a adorar a Satán y/o utilizar sus símbolos, cosa que continúa en la actualidad.

Pero eso no era de importacia ahora, había otras cosas que los dioses tenían que resolver primero.

Antes del metal ya había una cosa parecida que se llamaba rock, pero esto era nuevo y más poderoso, así que necesitaba un nombre acorde con sus características.

- ¿Qué es más fuerte que una roca? - Se preguntaban los dioses - ¡Claro! - se respondieron súbitamente - El metal, el metal es más fuerte, pero no cualquier metal, tendría que ser más bien un metal más fuerte que el metal normal. - Yo no sé de qué metal está hecho mi martillo mágico Mjoullnir, pero es muy fuerte y puede partir rocas, además es muy pesado - Mencionó Thor - Eso es - Dijeron los dioses - Un metal pesado, heavy metal.

Así nació la música heavy metal, la más poderosa de todas, que aún continúa tocándose hasta nuestros días y es la única digna de seres tan poderosos como los dioses, por lo que nunca jamás morirá, ya que cuenta con el patrocinio de ellos. Con el tiempo ha ido evolucinando en muchos subgéneros diferentes, por lo que los dioses se encuentran altamente complacidos ya que muchos de ellos ahora hasta tienen su propia canción, incluyendo algunos dioses menores a los que nadie hacía caso antes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jeje, está a mdz tu relato... muy buena mitificación de la creación del heavy metal... =P... saludos!!!

Anónimo dijo...

sacala pa andar iguales o ke..si aguanta la historia con tu permiso la voy a publicar en el face con tus creditos respectivos ..saludos desde guanatos....tierra del tequila

Anónimo dijo...

No lo sé... empezó bien (muy) pero duró poco... Creo que me convenció más el Popol Vuh.

Explotar más las ideas... si no, te quedas igual que la visión moscosa en el espacio exterior...

Saludos.